Detrás de cada paciente una historia de vida

Detrás de cada paciente que cuidamos y atendemos hay una historia de vida, es por esto que debemos siempre recordar que son seres humanos que estan pasando por una etapa donde necesitan atención, comprensión, paciencia y sobre todo mucho amor por parte de quien los cuida.

Hoy podemos sentirnos fuertes, jóvenes con energía y sanos, pero al envejecer no importa quienes éramos, o a que nos dedicábamos, en algún momento por la naturaleza de vida, tendremos de depender de otros. El camino es muy largo y todos vamos a recorrerlo sin excepción, tratemos a nuestros pacientes hoy, como en el futuro queremos que nos traten a nosotros, o como desearíamos que fueran tratadas las personas que queremos.

Servir con amor y con respeto a nuestros pacientes, es la principal razón de ser enfermera y nuestro principal deber como seres humanos.